Sistema de alimentación PoC

La alimentación mediante cable coaxial (Power Over Coaxial o PoC), integrada en los nuevos grabadores y cámaras Safire, se presenta como una revolución a la hora de simplificar las instalaciones y reducir los costes, ofreciendo una solución profesional y elegante.

cabecera coaxial

INSTALACIONES TRADICIONALES, EL PASADO DEL CCTV

En las instalaciones tradicionales, las cámaras se debían alimentar mediante fuentes de alimentación, ya fueran mediante alimentadores individuales en puntos cercanos o bien, mediante cajas de distribución estratégicamente situadas. A su vez, había que tender cableado entre cámaras y fuentes, ya fuera cable sencillo o cable coaxial combinado, en el caso de las cajas de distribución. Siendo así, el coste de este material y de la mano de obra necesaria para instalarlo supone un porcentaje importante del coste total del presupuesto.

cabecera coaxial

ECONOMÍA Y SENCILLEZ: UN NUEVO HORIZONTE

El nuevo sistema Power Over Coax de Safire, reduce a la mínima expresión la necesidad de cableado y, además, elimina la utilización de fuentes de alimentación. Un solo cable coaxial transporta juntos el vídeo enviado desde la cámara y la alimentación provista por el grabador.

Las ventajas que aporta el uso de esta solución son más que suficientes para decidir incorporarla en las instalaciones más habituales.

Ahorro en costes de hasta un 20%*

  • Sin fuentes de alimentación
  • Sin cableado adicional
  • Menor tiempo de mano de obra
  • Facilidad de instalación
  • Solución centralizada y sin instalación
  • Posible respaldo añadiendo un SAI
  • Protecciones eléctricas seguras
  • Hasta 200m (Coaxial) y 100m (UTP)
modelos disponibles

UN SISTEMA CON GARANTÍAS

Técnicamente, la solución PoC de Safire, basada en HDTVI como estándar con mayor penetración en el mercado, ha llegado con un gran trabajo de desarrollo bajo el brazo.

La tensión suministrada por el grabador es de 48V en corriente continua (DC). Este valor compensa la caída de tensión de la línea sin interferir en la señal alterna de vídeo, logrando así garantizar la calidad de imagen y el alcance necesarios. Así pues, el propio grabador constituye la “fuente de alimentación” de la instalación, pero con la garantía de fabricación de Safire, eliminando los problemas que surgen con fuentes de alimentación de terceros.

En términos de alcance, Safire ha logrado la respetable cifra de 200m. No obstante, los valores variarán en función de la resolución utilizada y del consumo necesario en la cámara.
En cámaras Safire con PoC integrado, existen dos tipos de consumos, PoC.AF y PoC.AT, siguiendo la analogía de la alimentación por cable Ethernet (Power Over Ethernet o PoE) utilizados en sistemas IP. En el siguiente cuadro se muestran los alcances teóricos para diferentes tipos de cable, resoluciones y clases de consumo PoC:

cabecera coaxial

A modo de ayuda, el propio interfaz del grabador es capaz de mostrar la cantidad y el tipo de cámaras PoC conectadas, informando sobre los recursos restantes a medida que se vayan conectando las cámaras.

Adicionalmente, la solución PoC de Safire añade sistemas de seguridad que proporcionan fiabilidad y resultados profesionales.

  • El grabador incorpora una protección contra sobretensiones y cortocircuitos que salvaguardan la integridad de la instalación y ponen a salvo al operario en caso de accidente.
5n1

Respecto al uso de cámaras sin PoC con su propio alimentador, el grabador incorpora un sistema para reconocer la situación, de manera que, si al arrancar el grabador detecta vídeo en la cámara, no le suministrará la alimentación PoC.

cabecera coaxial

UNA SOLUCIÓN A LAS NECESIDADES DEL CCTV

En resumen, Safire presenta una solución integral que añade sencillez y simplicidad a las instalaciones de CCTV, reduciendo tiempos y costes. Basada además en la tecnología de vídeo más asequible, mientras que ofrece la garantía técnica necesaria para lograr un trabajo profesional y de calidad.

Como valor añadido, los primeros equipos en incorporar la tecnología PoC, son grabadores de última generación que permiten sacar provecho de funciones como la compresión H.265+ (que ahorra hasta un 80% de ancho de banda) y el soporte universal 5n1 para las principales tecnologías de vídeo como HDTVI / HDCVI / AHD o IP.